Aitor Van den Brule: “Creo mucho en personalizar el trabajo, darle a cada uno el entrenamiento que necesite”.

Aitor Van den Brule, entrenador de porteros de primer nivel y entrenador UEFA Pro presenta su nuevo curso de especialista online El Portero: un especialista dentro del juego colectivo. Hemos tenido el placer de charlar con él y que nos cuente las claves de su nuevo curso, además de su visión y opinión del mundo de los porteros en la actualidad. 

Pregunta: ¿Cuáles crees que son las claves del curso que vas a hacer? ¿Qué es lo primordial que buscas transmitir e impartir con este curso?

Respuesta: Yo creo que es muy importante que en el fútbol actual tengamos en consideración al portero, es un jugador más dentro del equipo y de la estructura, una línea más. Hasta ahora es cierto que faltaba información y conocimiento que podamos, a través de un curso como este, llegar a entender lo que es ser portero, lo que significa entrenar porteros y lo que como entrenadores implica que tengamos en cuenta a nuestros porteros para ayudarnos a competir mejor.

P: ¿Cómo ves actualmente la disciplina del entrenamiento de porteros? ¿Cómo crees que ha evolucionado en los últimos años?

R: Todos los que hemos jugado de porteros podemos apreciar que en los últimos años se ha evolucionado muchísimo en el entrenamiento específico del portero. Afortunadamente se tiene cada vez más en cuenta que es el primer jugador en ataque del equipo, y que también es el último en defender. Se le da una mayor aportación al juego y con toda esta riqueza de contenido o análisis que estamos extrayendo del propio juego, nos sirve para darle la importancia que yo creo que tiene. Es muy importante actualmente que podamos trabajar y entrenar muy bien con nuestros porteros porque son un actor fundamental en el juego.

P: El portero es el jugador del campo que probablemente menos margen de error tiene y que por lo tanto juega con una presión adicional al resto de jugadores ¿Cómo trabajas o crees que se debe trabajar ese aspecto en chicos jóvenes o porteros en categorías inferiores sin tanta experiencia?

R: Por supuesto, el portero tiene mucha presión, al fin y al cabo es el que recibe los goles aunque todos entendemos que el equipo es el que los encaja. Pero sobre todo en el fútbol base, el portero tiene la sensación de que es él el que saca el balón de la portería, por lo tanto es muy importante que a nivel emocional y psicológico, desde pequeños, les hagamos entender que eso es algo normal en el portero. Aunque sea el mejor del mundo va a recibir goles, tenemos que tratar de normalizar este tipo de situaciones y que ellos sean capaces de no frustrarse, sino todo lo contrario, ver que eso se puede producir pero que vamos a trabajar desde muy pequeños para que ocurra el menor número de veces. 

P: Otra característica única de los porteros en relación al resto de futbolistas es su rol en el equipo, un jugador de campo que es suplente sabe que puede jugar y aportar también entrando desde el banquillo en cualquier momento, sin embargo, por lo general el portero si no entra en el 11 inicial, difícilmente juega. ¿Cómo preparas mentalmente a un jugador, que al fin al cabo lo que quiere es eso, jugar, para un rol de suplente en el que sabe que difícilmente va a tener minutos?

R: Creo que un jugador, y en este caso un portero, nunca debe prepararse para jugar de suplente, nosotros lo que tenemos que tratar es de tenerlos siempre preparados para la competición. Por supuesto el portero es un jugador diferente al resto, los jugadores de campo pueden participar más o incluso incorporarse durante un partido y ayudar al equipo. En el caso del portero suele jugar uno y el otro es el que tiene que entrenar cada día para jugar él, y demostrarle al entrenador que debe participar, y eso también es una competencia. Vivimos en un mundo, no solo en el contexto fútbol, sino en general en el que hay mucha competencia y debemos tratar de cada día ser mejor. En esta profesión, los porteros entienden que todo el mundo quiere jugar y eso genera determinadas situaciones que hay que gestionar en los equipos, pero la mejor manera para asumir y revertir esa situación es entrenar día a día, trabajar, y demostrarle al entrenador que ellos están preparados para competir. 

P: Para el aficionado general es bastante común o conocido el trabajo de los futbolistas a lo largo de la semana para la preparación de un encuentro. ¿En qué varía el entrenamiento de un portero a lo largo de la semana para la preparación de un partido?

R:  Cuando hablamos de preparación de portero a mi siempre me gusta establecer un punto inicial, no todas las personas somos iguales y no todos lo porteros tienen las mismas características. Esto significa que va a haber porteros que te van a pedir mucha información, de su propio partido, de los entrenamientos, que te van pedir feedback, quieren información para poder mejorar, la necesitan. Entonces, como lo más importante en el fútbol desde mi punto de vista son los futbolistas, tienes que tratar de darles el mayor número de herramientas para que mejoren pero sin llegar a saturarlos. Cada persona demanda una serie de cosas. En este caso, nos vamos a encontrar porteros que pidan mucha información, o al contrario, porteros que tras el partido no quieren que les des mucha información, sobre todo si no han tenido una buena actuación y hay que dejarles respirar un poco. En este caso se trata de personalizar mucho el trabajo, ha evolucionado mucho el entrenamiento de los porteros y ahora tenemos herramientas de video, análisis en competición, etc. Tenemos afortunadamente mucho material y medios para poder ayudarles, y en lo que sí creo mucho es en personalizar el trabajo, darle a cada uno un entrenamiento diferente. Más allá de que trabajemos los mismos conceptos, o trabajar un mismo modelo de juego, pero con cada uno de ellos debemos tratar lo que necesite. 

P: ¿Cuál considera que puede ser el aspecto técnico más complicado de trabajar en un entrenamiento de porteros?

R: No me gusta disociar o establecer cuál es el aspecto técnico más complejo, yo creo que todos son necesarios y lo más importante es ver que transferencia van a tener a una situación real de juego. Del propio análisis vamos a extraer cuáles son estas acciones que más se manifiestan, y esas sin duda son las que creo que más deberíamos entrenar. En un partido se van a dar muchas situaciones de blocaje, de desvío, de reincorporación, etc. Pero no podemos decir esta o esta es la más importante, sino que el conjunto de todas ellas y trabajarlas de una manera global, y que se produzcan también interacciones tanto con los compañeros como con el adversario es lo que nos va a acercar más a la competición y lo que a ellos les va a dar herramientas para competir mejor. 

P: Afortunadamente, el fútbol femenino está creciendo mucho en los últimos años. ¿Cómo ves la figura de la portera en el fútbol femenino actualmente?

R: He tenido la suerte de entrenar a porteras que están ahora mismo jugando en primera división y tienen muy buenas condiciones. Más allá de lo que suele decir la gente, que no estoy de acuerdo, de que es el gran eslabón del fútbol femenino, creo que es una cuestión fisiológica en la que se está avanzando mucho, ya vemos grandes porteras en primera división. Están profesionalizando la manera de ser entrenadas, y también ellas están entendiendo que deben cuidar su cuerpo, que es su medio de trabajo, que tienen que tener a nivel táctico conocimiento, a nivel técnico condiciones y habilidades, y a nivel físico ser profesionales, que no me cabe duda de que los son. Y por supuesto la toma de decisión, ahí sí que creo que se ha ido avanzando paulatinamente y se ha ido entrenando más. Desde  luego hay grandísimas porteras en este país y las vamos a seguir viendo a lo largo del tiempo. 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Sergio Pastor

Sergio Pastor

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *