“El aprendizaje que se genera cuando el jugador piensa y propone es mayor que si le damos todo hecho”

Patricia Ramírez es psicóloga de deporte y salud. Su vida laboral es muy polivalente: Psicóloga del Real Betis Balompié, articulista en El País Semanal, colaboradora en programas como Saber Vivir, A PUNTO CON LA 2 o COPE… Además de ser la autora de 6 libros de éxito como Entrénate para la vida con 13 ediciones desde su publicación. Es considerada la psicóloga más influyente de España debido a su alta presencia en las redes sociales. El Instituto del Deporte Español ha tenido la suerte de conocer cómo influye la psicología en el deporte desde su experiencia.

Pregunta: ¿Qué tipos de liderazgo existen en función de las capacidades de autonomía y motivación que tenga un jugador?

Respuesta: Hay tres estilos de liderazgo que son el autoritario, el democrático y el de Laissez-faire, que tenemos que regular en función de dos variables que son la motivación y la autonomía. Entonces, cuando tenemos a un jugador que sabe hacer su trabajo y está motivado podemos dejarlo un poco más libre y sería el de Laissez-faire. Por otro lado, si hablamos de un jugador con mucha motivación, como el que sube del filial, pero con poca autonomía hay que estar más encima con el estilo democrático. Si el jugado tiene mucha autonomía pero poca motivación porque no está siendo importante, porque vine de una lesión, etc. hay que liderar de una manera democrática pero más en el aspecto emocional. Hay que ser más autoritario con el jugador que ni sabe lo que tiene que hacer ni tiene ganas.

P: Desde el punto de vista psicológico, ¿somos capaces de prestar atención a dos cosas a la vez o a una debido a que limitación del foco?

R: Prestamos atención a una, incluso las mujeres.

P: Si tendemos a focalizar en el error, ¿cómo obtenemos rendimiento de esas situaciones?

R: Si tendemos a focalizar en el error no vamos a obtener rendimiento de esas situaciones, vamos a provocar más errores. Lo que tenemos que tratar es de aceptar el error de una forma compasiva y centrarnos en aquello que queremos volver a hacer.

P: ¿Qué influencia endocrina y psicológica tiene lo acontecido fuera, como la postura de poder, para el aumento o reducción del rendimiento?

R: Cuando entrenamos a la gente en adoptar la postura de poder –que es esa en la que ponemos las manos en jarra y sacamos un poco el pecho– sí que modificamos nuestros neurotransmisores y nuestras neuro-hormonas, también hormonas como la testosterona haciendo que el cerebro interprete que estás en una situación segura y poderosa y, por ello, se comporte también de esa manera.

P: ¿En qué consiste la indefensión aprendida?

R: Imagínate un equipo que está jugando bien y que lleva cuatro o cinco partidos sin puntuar. Llega un momento que por más variables que tú tocas como cambiar jugadores, intentar cambiar algo del estilo de juego, no consigues tus objetivos. Cuando esto ocurre la persona se derrumba y tiene la sensación de que haga lo que haga se siente indefenso ante la situación y sin recursos. Es entonces cuando aparece esa situación de indefensión aprendida, que es no saber qué hacer y que haya un decaimiento de tu confianza y seguridad que te impide pensar con creatividad, con otras soluciones…

P: ¿Qué opina de los análisis en vídeo post partido? ¿Quién cree que debe hacer las correcciones y ofrecer soluciones: el entrenador y cuerpo técnico visualizando dicho vídeo o los jugadores?

R: Creo que tiene que ser un trabajo en colaboración. Creo que el entrenador tiene que señalar donde ha habido errores, pero antes de dar la solución tendría que dejar que fuese el jugador el que propusiese una alternativa, porque el aprendizaje que se genera cuando el jugador piensa y propone es mayor que si le damos todo hecho.

Patricia Rey Bermejo

Patricia Rey Bermejo

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *