INSTITUTO DEL DEPORTE ESPAÑOL 

“El Eibar competía todos los partidos. No había un rival que fuese muy superior a nosotros”

Fran Garagarza ha impartido su clase práctica en el Máster de Entrenadores de Fútbol en la tercera jornada. El director deportivo de la S.D. Eibar también ha tenido unos minutos para atender al Instituto del Deporte Español en la mañana del 6 de marzo. Desde su experiencia, Garagarza nos cuenta cómo es el trabajo que realiza para gestionar un ascenso, mantener a su equipo en primera y los valores que se deben adquirir del club.

Pregunta: A lo largo de su trayectoria en el fútbol ha pasado por diferentes categorías inferiores, ¿Cree que es importante conocer su funcionamiento para conseguir un ascenso como el que logró el Eibar?

Respuesta: Si, porque al final todo lo que sea tener un conocimiento de la base es fundamental. Primero, soy mucho de creer en la base, segundo porque el Eibar no es solo el primer equipo, detrás hay muchas cosas. Muchos equipos, muchos chavales y mucha responsabilidad, más de la que parece; en educar en valores y en generar un sentimiento del club. Se habla poco de la base y tiene más importancia de la que parece y, en este caso, que yo vengo de la base sí creo que en nuestro club tiene una importancia alta.

P: ¿Qué aspectos fueron fundamentales en el trabajo para lograr ascender de segunda B hasta primera división?

R: Varios. Primero el modelo del club, porque es un modelo donde te dejan trabajar, delegan en ti y con tu grupo de trabajo lo llevas a cabo. Un buen entrenador, con muchas ganas, con mucha hambre, muy preparado y que a pesar de debutar en Segunda B no tenía dudas de ello. Un grupo de trabajo, que en esa mezcla de gente joven y gente con experiencia, hicieron un grupo fuerte de lo que era diariamente dar un nivel alto de entrenamientos, indistintamente del resultado del fin de semana. Un buen ambiente a nivel grupal y luego, obviamente, que en la competición el Eibar competía todos los partidos. No podía perder, podía empatar, pero no había un rival que fuese muy superior a nosotros, tanto en segunda división como en ascenso a primera. Hay que tener en cuenta también que en el ascenso de segunda B a segunda a, tenemos un playoff donde no quedamos campeones y por ello tuvimos que pasar tres eliminatorias. Lo cual lo dificulta mucho, pero lo logramos. Esa fuerza del día a día del grupo fue clave.

P: Una vez conseguido el ascenso, ¿qué elementos son básicos para gestionar bien la plantilla del S.D. Eibar para consolidarse en primera?

R: Primero tener una idea de lo que queremos, de quiénes somos, hacia dónde vamos, de no salirnos de nuestro esquema. Luego, el club no ha perdido esa normalidad y esa familiaridad que tenía de Segunda B. Nadie está fuera de su sitio y luego, obviamente, los activos. Esto es un deporte donde hay unos activos que te dan y te quitan, tú estás para ayudar y para estar cerca de ellos, sobre todo, en los momentos difíciles y ellos son los protagonistas.

P: ¿Por qué cree que es importante conocer tanto el entorno del club como de la ciudad?

R: Para llevar una identificación del jugador. El jugador se tiene que identificar primero con el pueblo. Con qué pueblo se va a encontrar, con qué perfil de pueblo, cuántos habitantes tiene, si vive del turismo o de la industria, con qué gente se va encontrar en momentos difíciles en la calle, cómo le van a acoger, qué mensajes le van a dar, si le van a animar, si le van a increpar. La cultura en este caso de la gente del País Vasco con sus matices y sus diferencias, por ejemplo, con un jugador del sur o del extranjero. Son datos importantes.

P: A la hora de fichar jugadores, ¿qué se necesita para jugar en el Eibar? ¿En qué os fijáis para cerrar un fichaje?

R: Primero, muchas ganas y querer venir, porque ante ofertas de club importantes con estadios y en ciudades inalcanzables para nosotros, pues venir al Eibar tiene sus matices. Hay que convencerlos desde ahí, tiene que querer. Si tiene dudas creo que no es bueno el perfil. Nos fijamos en los aspectos personales del jugador, no solo en el deportivo, obviamente el deportivo prima. En el margen de mejora que tiene un jugador en un contexto de Eibar, porque hay jugadores que no sabes lo que van a dar aunque en sus clubs estén dando buena nota. Tienes que pensar que lo van a dar contigo, pero los contextos pueden ser diferentes. Arriesgar en gente que tenga hambre, por chicos que tengan esa hambre, y que el Eibar pueda ser un trampolín para su crecimiento.

P: Hemos oído hablar que utilizáis une técnica llamada el ‘Método del Semáforo’, ¿en qué consiste?

R: Al final lo del semáforo es una especie de darle un valor o un color, en este caso, a un jugador. En función del color tiene una nota buena, regular o mala y es una manera de llevar rápido en un grupo de trabajo lo que es el análisis de cada técnico con el color, una manera fácil de entendernos y hacer filtros. Creo que es cómoda y que el scout que hace es que con dar un color ya está posicionándose de lo que él entiende, que tiene de valor ese jugador y al final la suma de esos colores es lo que nos va a dar el ir a por ese jugador o no.

P: Cuando habla del Eibar, habla de valores heredados que hay que seguir inculcando, como el respeto al personal, la humildad o la solidaridad, ¿por qué cree que es tan importante para que un club sea eficaz en su totalidad?

R: Porque no hablamos solamente de futbolistas, hablamos de personas, que están mal cuando no juegan, de que el equipo no rinde, que están suplentes o lesionados. Hay que trabajar mucho esos valores, qué queda después del jugador. Jugadores que ya no están en el Eibar y han tenido un pasado aquí, dónde están, qué hacen, qué se llevan de nosotros. No podemos firmar jugadores para uno o dos años y que en su paso no se lleven nada del Eibar. Se tienen que llevar o que se les ha atendido, que se ha sido respetuoso, que hemos sido fieles al pago, que cuando han estado en el hospital ha habido gente del club cercano a ellos. Se tienen que quedar con una imagen de que el paso de ellos por el Eibar no solamente ha sido futbolístico sino que ha sido también familiar y de amistad, que eso es lo que te lleva a vivir y a tener, vayas donde vayas, un amigo con el que puedas hablar y te pueda ayudar. Eso es lo que necesitamos, que la gente vea que no se termina en hacer un gol o cerrar un buen pase.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Patricia Rey Bermejo

Patricia Rey Bermejo

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *