“La gracia de iniciar desde atrás es cuando lo haces sin riesgo de gol en contra”

No solo es el segundo entrenador de la Selección Española sino que, Robert Moreno es experto en el campo del scouting. Desde que empezó a entrenar en 2003 ha ido pasando por diferentes categorías como el Juvenil A del Castelldefels hasta llegar el FC Barcelona B. Luis Enrique puso su confianza en él para formar parte de su cuerpo técnico como segundo entrenador. Formaron equipo en el FCB, la Roma, el Celta y, ahora, están al frente de la Selección absoluta.

Ver entrevista 

Pregunta: En la balanza coste-beneficio, ¿considera una situación optimizadora hacer coincidir los beneficios con el comportamiento colectivo y el coste con la estructura inherente del jugador?

Respuesta: Creo que en el fútbol y en la vida todo se trata de más que coste-beneficio de riesgo-beneficio, y es un concepto que a mí me gusta mucho utilizar en el fútbol. Siempre es un poco lo de la manta: si quieres taparte los pies a veces no te tapas la cabeza y al revés. Entonces los riesgos que quieres asumir muchas veces van vinculados a lo que está pasando durante un partido. Al final la gente normalmente cuando empieza un partido lo que trata es, sin arriesgar demasiado, conseguir el máximo beneficio y cuando el marcador va en contra los riesgos que asumes son mayores, y a veces el beneficio se da y otras no. Hay un ejemplo muy claro, el primer partido que jugamos contra Inglaterra que ellos ya se veían perdidos y empezaron a arriesgar más metiendo más jugadores arriba y eso benefició al colectivo. Luego sobre los aspectos individuales o colectivos sería un poquito largo de entrar, pero creo que desde la óptica del entrenador donde puedes arriesgas es en las matizaciones colectivas y no tanto en las individuales.

P: Qué considera preponderante: ¿la compresión del juego o del modelo?

R: Creo que la compresión del juego es algo que debe tener el entrenador y el modelo es la aplicación de esa compresión. Al final el modelo como tal es algo que debería ser muy amplio y debería ser flexible, que evolucionase con el tiempo. Entonces, no creo que se pueda hacer un modelo sin comprender el juego o por lo menos, tener una compresión propia del juego. Para mí no es que una esté por encima de la otra, sino que una va primera que es comprender el juego y luego, como consecuencia, viene la segunda que es el desarrollo de tu modelo.

P: ¿Cree que un inicio de juego generando contextos de riesgo y de atracción rival proporciona ventajas significativas en la fase de finalización?

R: Bueno, es un poco lo que estábamos diciendo con la primera pregunta sobre el riesgo-beneficio o coste-beneficio. Si tú crees que determinados riesgos, si es que es riesgo, te sirven para luego generar situaciones ventajosas pues se pueden utilizar ese tipo de situaciones. Aunque creo que la gracia o lo bueno de iniciar desde atrás es cuando lo haces sin riesgo, porque tengas una densidad de jugadores superior a la del rival, que no te suponga una pérdida o una ocasión de gol en contra. Si se dan situaciones, bajo mi punto de vista, de mucho riesgo quiere decir que en la otra parte del campo que es donde los rivales han tenido que quitar jugadores, vas a tener un beneficio si consigues llevar el balón rápido ahí. Con lo cual, esa atracción inicial no sería necesaria porque la propia disposición de los jugadores rivales ya te la está dando.

P: ¿Presión tras pérdida desde una estructura inestable?

R: Para mi es prácticamente imposible. Si algo te puede permitir presionar tras perdida es tener una estructura organizada que permita generar funciones y responsabilidades claras para esa presión tras perdida.

P: ¿En qué facilita la transición defensiva una propuesta que fomente la densidad ofensiva precedente?

R: La condiciona totalmente. Es decir, si tú no tienes mucha densidad ofensiva y acto seguido pretendes presionar lo vas a hacer mal y si tienes bastante densidad ofensiva y pretendes presionar puedes tener una mejor situación. Igual que si tu idea es replegarte y tirar atrás y tu densidad es mayor va a ser más difícil, van a ser más jugadores los que van a tener que correr hacia atrás y al revés no, si quieres correr atrás, pero resulta que ya tienes muchos jugadores atrás no va a tener mucho sentido hacer eso. Con lo cual, estoy totalmente de acuerdo que la disposición ofensiva condiciona lo que pasa después.

 

Patricia Rey Bermejo

Patricia Rey Bermejo

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *